ENFERMERÍA

Respuestas

situacion de riesgo de herpes labial yo bese a una chica , que sufria de herpes labial , al momento de besarla no vi ninguna lesion o ampolla en su boca ....esto ocurrio en noviembre del 2015 ..... a los tres meses mas o menos me entero que sufria de herpes ... me controle la boca por 1 año ..... y no me paso nada ..... ahora en diciembre del 2017 .... me salieron unas ampollitas chiquitas en la boca se reventaron y me curé ..... ahora quiero saber si despues de haber pasado tanto tiempo me contagie de herpes labial .... no se si pude haber tenido otra cosa que no sea herpes...... por favor aclarenme esta duda .... muchas gracias Hombre, 17 años   /   Fecha: 30-01-2018
Respuesta:
El herpes labial son ampollas rojas llenas de fluido, localizadas en los labios y en la piel alrededor de ellos. También pueden aparecer en y alrededor de la nariz y en las mejillas.

Las personas adquieren el herpes labial de otras personas, usualmente de sus padres y miembros de la familia. Aproximadamente 8 de cada 10 personas son portadoras del virus del herpes labial, HSV-1.

El herpes labial es contagioso en todas las fases. Sin embargo, es más contagioso cuando se revienta y el fluido se sale.

El herpes labial puede transmitirse a otras personas a través del beso. También puede transmitirse cuando se comparten objetos que tocan los labios y la piel alrededor de ellos, tales como toallas o utensilios.

Las aftas de boca se confunden a menudo con el herpes labial. La principal diferencia entre ellos es que las aftas se desarrollan dentro de la boca. El herpes labial no se encuentra dentro de la boca. Las aftas no son contagiosas.

No hay cura para el virus del herpes simple. Una vez contraído, permanece en su cuerpo.

Nunca exprima las ampollas del herpes labial. Además, no se arranque la costra antes de que esté lista para desprenderse.

La queilitis angular es una lesión inflamatoria en la comisura labial. A pesar de que las llagas de la queilitis angular puede llegar a ser infectados por el hongo Candida albicans (candidiasis), u otros agentes patógenos , los estudios han relacionado la aparición inicial de la queilitis angular con deficiencias nutricionales, a saber, la riboflavina (vitamina B 2) y la anemia por deficiencia de hierro, que a su vez puede ser evidencia de la mala alimentación o la malnutrición (por ejemplo, la enfermedad celíaca ). La deficiencia de zinc también se ha asociado con queilitis angular.

Para emitir un diagnóstico al respecto es necesario una valoración médica y en caso de ser necesario la indicación de exámenes de laboratorio (sangre-cultivo) con cuyos resultados se puede establecer un diagnóstico y con ello indicar el tratamiento idóneo.

Palabras clave: herpes labial,